Buscar en este blog

Social

27 de junio de 2014

INCIDENT AT LOCH NESS (Zak Penn, 2004)

Reconozco que no he visto la mayor parte de la filmografía de Werner Herzog. Tan sólo 3 películas del director han pasado por mis retinas: Aguirre, la cólera de Dios (1972), Grizzly Man (2005) y Encuentros en el fin del mundo (2007) (las dos primeras, imprescindibles). Pese a ello, me atrae mucho el personaje que se ha creado el propio Herzog, y la reputación de director severo e inflexible que ha ido alimentando (famosa es su relación de amistad/odio con Klaus Kinski, que llegó a plasmar en Mi enemigo íntimo (1999)). Es de alabar que un director haya sido capaz durante tantos años de buscar proyectos de difícil realización y nula capacidad comercial, y salir adelante con cierto éxito. Herzog ha demostrado que le interesan personajes laterales, quijotescos, casi dementes, que se embarcan en historias imposibles. Y el mismo cineasta parece haberse convertido en uno de esos individuos excéntricos digno de protagonizar una de esas historias.  Consciente de ello, Herzog se erige en el actor protagonista de "Incident at Loch Ness" para escenificar una aguda autoparodia.

La excusa aquí es poner a un documentalista a grabar en todo momento a Herzog, primero en escenas cotidianas en la casa del director, y después para acompañarle en el rodaje de una película documental sobre el monstruo del lago Ness. Y son los avatares de dicho rodaje en el famoso lago escocés los que centran la trama.No se fíen de la portada ni del argumento, pues no tenemos aquí una película de terror, suspense o acción. Estamos ante un falso documental plagado de metarreferencias. Toda la película está recorrida por una fina línea que separa la realidad de la ficción, entremezclándose éstas continuamente. Los métodos de rodaje de Herzog que vemos no deben diferir mucho de la realidad, y ya sólo por eso la película es digna de ser tenida en cuenta.
Casi todas las personas que aparecen en pantalla se interpretan a sí mismas, siendo la mayoría reputados profesionales técnicos (hay un productor, un director de fotografía, un técnico de sonido, etc.). Y todos ellos se ríen metafóricamente de sí mismos en este sano y refrescante ejercicio de cine dentro del cine. Y para redondear Nessie hace su aparición en el momento más inesperado, faltaría más.

El director de "Incident at Loch Ness" es Zak Penn, que además se reserva el papel de productor del documental, convirtiéndose en el personaje más antipático y a la vez cómico. Hace poco, Penn fue uno de los artífices del famoso desenterramiento de los cartuchos Atari del juego "ET el extraterrestre". También ha sido guionista en un puñado de películas de superhéroes en los últimos años (Los Vengadores, el Hulk de Louis Leterrier, X-Men 2 y 3...), y dirigió una película sobre el mundo del póker llamada The Grand (2007), que ya tengo en mi lista de próximos visionados. Además, en los últimos días ha sido elegido para escribir la adaptación al cine de la friki-novela "Ready Player One" y el guión de "Pacific Rim 2". Habrá que seguirle la pista a este tipo.

Aunque es aconsejable conocer mínimamente la figura de Herzog para disfrutar plenamente la película, "Incident at Loch Ness" es un muy recomendable falso documental, esta vez en tono de comedia y autoparodia.

Mi Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario