Buscar en este blog

Social

11 de mayo de 2015

ECOS (Joshua Hale Fialkov, Rahsan Ekedal - Norma Editorial)



En su lecho de muerte, el padre de Brian le confiesa un terrible crímen que cometió y le urge a recoger una caja que está escondida en una casa y que da testimonio de esos crímenes. Atónito, Brian acude a ese lugar para comprobar si su padre decía la verdad o si todo era producto de su enfermedad mental.

Ecos es una magnífica historia de terror que nos trae el guionista Joshua Hale Fialkov y que supone una extraña pero estimulante mezcla de temas difíciles como son las enfermedades mentales y los asesinatos en serie. Con estos elementos el relato podía haber caído fácilmente en la ridiculez, pero Fialkov se las apaña para crear una trama plena de tensión con numerosos giros que sorprenden y con una tremenda carga de ambigüedad que consigue que el lector dude hasta el último momento de si lo que se nos cuenta es real o no.


El gran acierto de Fialkov es sumergir totalmente al lector en la torturada y trastornada mente del protagonista, y hacerle afrontar con su misma incredulidad los terribles descubrimientos que éste va haciendo. El personaje sufre la misma enfermedad mental que acabó con su padre, y eso le hace cuestionarse en todo momento la veracidad de lo que está viviendo. Y como decía antes, esa misma incertidumbre se instala en el lector al mismo tiempo que una creciente sensación de angustia. Pese al componente dramático, estamos ante una historia de terror puro y duro, y debido a los temas que trata resulta mucho más inquietante que otros relatos más fantásticos. Desde luego, nunca el término "terror psicológico" se podría aplicar mejor a una obra.

El dibujo de Rahsan Ekedal queda totalmente al servicio de la historia, e incide con perfección en la dualidad del relato. El descenso a la locura del personaje principal queda perfectamente retratado en un dibujo realista en crudo blanco y negro y unas composiciones de página que complementan perfectamente la sensación de inquietud y claustrofobia que transmite el guión. Algunas expresiones faciales están realmente logradas y resultan perturbadoras.


Por tanto, estamos ante un cómic redondo que se lee en un santiamén pero que exige cierta atención. Norma Editorial recopiló los 6 números que componen la obra en un tomo tamaño libro que resulta muy manejable. Como extras se han añadido diferentes bocetos y anotaciones de los autores que son de sumo interés para cualquier aficionado, pues explica el proceso creativo y nos amplía la perspectiva con la que hemos de apreciar la obra.

Mi nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario