Buscar en este blog

Social

28 de agosto de 2015

EL AMERICANO (Anton Corbijn, 2010)

Tras sobrevivir a una emboscada en una apartada cabaña en Suecia, un asesino a sueldo se traslada a un remoto pueblo italiano. Allí tendrá que llevar a cabo una misión de aparente poco riesgo, y él espera que sea la última.

El americano es de esas películas que dejé pasar cuando se estrenó y que no ha sido hasta ahora que se ha dado la ocasión propicia para verla gracias a un pase en televisión. Pese a tratarse de una película estadounidense, su ritmo la emparenta bastante con algunas cinematografías europeas. Y es que al director Anton Corbijn poco le interesa el acelerado frenetismo del cine de acción americano, y prefiere optar por una cadencia mucho más pausada pero para nada carente de intensidad.
Tras un inicio impactante, la película transcurre con calma y con poco diálogo. Casi parece una obra costumbrista en la que vemos al protagonista adaptándose a un nuevo entorno. Sin embargo, el ritmo lento no impide que la película avance sin pausa y que no dejen de pasar cosas. Además, eso ayuda mucho a que las escenas de acción resulten mucho más epatantes.
"El americano" resulta cautivadora visualmente, ahí se nota la experiencia de Corbijn en el mundo de la fotografía y los vídeos musicales. Además, los parajes y pueblos donde se desarrolla la acción dan mucho juego y el director sabe sacarles provecho.

Reconozco que George Clooney me parece un actor normalito con muy pocos registros, pero lo cierto es que en este film no se le puede reprochar nada. El papel le va muy bien, ya que le permite pasar toda la película sin variar el gesto. Él es el protagonista absoluto, pero hay que destacar a las dos mujeres que le acompañan. Tanto la actriz italiana Violante Placido como la alemana Thekla Reuten aportan una gran presencia rezumando sensualidad y misterio, y resultan un alto contraste para el taciturno personaje de Clooney.

Muy recomendable pieza de género negro que en muchos aspectos tira de conceptos más propios de un cine más clásico que el de los tiempos que corren. De hecho, no me resulta difícil imaginarme esta película estrenándose en los primeros años 70 y con Steve McQueen de protagonista.

Mi nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario