Buscar en este blog

Social

14 de septiembre de 2015

LA VISITA (M. Night Shyamalan, 2015)

Dos hermanos preadolescentes van a pasar una semana con sus abuelos maternos, a los que no conocen. Al llegar a la casa donde viven, poco a poco irán percatándose de algo anormal en el comportamiento de los ancianos.

Tras unos inicios sorprendentes y prometedores, la carrera de M. Night Shyamalan ha ido cuesta abajo y sin frenos en la última década. Tanto La joven del agua (2006) como El Incidente (2008) ya empezaron a dar muestras de que la fórmula del director hindú perdía gas a marchas forzadas. La falta de frescura y calidad se vio acompañada por unos desastrosos resultados en taquilla con sus siguientes trabajos Airbender, el último guerrero (2010) y After Earth (2013), y ni siquiera la presencia de estrellas tan rentables como Will Smith consiguieron salvar a estas producciones del descalabro más absoluto. 

En pleno 2015, y ya sin nada que perder, Shyamalan retorna al terror con La Visita, película de bajo presupuesto rodada a modo de documental. Una película como esta podría caer fácilmente en la mediocridad y el cliché más absoluto si no tuviera algo que la distinguiera del resto. Por fortuna, ese "algo más" nos lo proporciona la labor de Shyamalan, que por fin parece haberse acordado de cómo dirigir. La gran utilización que hace el director del formato "cámara en mano" nos demuestra que no es necesario que la cámara tiemble incontroladamente para crear tensión. Cierto es que en algún momento se salta las reglas del formato, pero en general está muy bien llevado y la premisa para utilizarlo (una niña grabando un documental sobre sus abuelos) es mucho más creíble que en otras producciones.
Sin ser la octava maravilla, "La visita" funciona como película de terror gracias a una buena construcción de la atmósfera. Durante gran parte del metraje tenemos momentos más o menos logrados, algunos buscando el susto fácil (los menos) y otros más trabajados. Pero es el magnífico desenlace el que marca la diferencia y eleva la película por encima de la media. En ese rush final, Shyamalan da lo mejor de sí mismo con un par de secuencias magníficamente rodadas y realmente perturbadoras que, en mi opinión, suponen los momentos más hard de su carrera. 

Los jóvenes Olivia DeJonge y Ed Oxenbould resultan un tanto repelentes al principio, pero poco a poco nos van convenciendo y aportando además los momentos humorísticos que vienen bien para desatascar. El contrapunto lo ponen los veteranos Peter McRobbie y Deanna Dunagan, actores poco conocidos pero que realizan un trabajo convincente, sobre todo ella que nos regala los momentos más escalofriantes con una caracterización muy lograda.

Justo cuando habíamos perdido la fe en él, "La visita" supone un estimulante golpe de timón de M. Night Shyamalan en el que demuestra que sigue sabiendo cómo utilizar los resortes del género recuperando varios elementos de las películas que le hicieron célebre, y atreviéndose a dar un paso más allá a la hora de adentrarse de verdad en el cine de terror. Espero que esto no sea algo puntual y que el director confirme en próximos trabajos el buen sabor de boca que me ha dejado esta película. 

Mi nota: 7

2 comentarios:

  1. que buena noticia, sus primeras películas me habían gustado mucho.... que bueno que ésta sea aceptable o incluso buena, ya no vi las 2 o 3 últimas... con esta voy a tratar de que se corte la racha ja.... salu2....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que esto es muy subjetivo, pero en general parece que La visita está gustando. Si llegas a verla, ya me contarás qué tal!
      Un saludo!

      Eliminar