GREMLINS 2, LA NUEVA GENERACIÓN (Joe Dante, 1990)

Hace ya más de 20 años pude ver "Gremlins 2" en un cine de verano. Siendo un adolescente, me chifló esta película que era un auténtico desmadre lleno de humor, referencias y, sobre todo, gremlins. Gracias a mi sobrino he podido revisarla estos días y así comprobar si el efecto que produjo en mí sigue vigente después de tanto tiempo.

Y la verdad es que esta secuela de la obra maestra de Joe Dante sigue conservando bastante frescura y mucha mala baba (tanto metafórica como real). Si en la Gremlins original teníamos una historia clásica de terror con toques de comedia, en esta secuela Dante opta por hacer una comedia alocada plagada de gags y de referencias a obras clásicas del género, convirtiéndose en un auténtico homenaje a las películas de serie B con las que creció. Pero siempre en clave de humor.
Mientras que en la primera película los gremlins malvados tardaban en aparecer y eran el componente que pretendía ser realmente terrorífico (y doy fe que lo eran, pues mi sobrino vio gran parte de la película tapándose los ojos, y realmente había escenas con un suspense muy bien creado), aquí entran pronto en escena y son los auténticos animadores de la función. Dejan de estar creados para asustar y pasan a ser el elemento humorístico principal. De hecho, Guizmo queda claramente ensombrecido por el carisma de esta caterva de gremlins chalados. Asistimos a un desfile de gremlins que evolucionan de distintas maneras; tenemos a un gremlin eléctrico, un gremlin-araña, un gremlin murciélago, un gremlin mujer, etc. Y sobre todo tenemos a un gremlin hablador que es la gran revelación de la película, y que en la versión doblada cuenta con la voz de Constantino Romero en una interpretación maravillosa.

La diversión está garantizada gracias a un ritmo desenfrenado que no da tregua en ningún momento y termina en un festín de aúpa que hasta incluye un alocado número musical. Hay un gran número de cameos de personajes famosos de la época (incluyendo el inicio con Bugs Bunny y el Pato Lucas), y abundan los homenajes y parodias a distintas películas, sobre todo de serie B. Aunque la película es muy blanca, se deja entrever una velada crítica al poder y al progreso simbolizados en el edificio corporativo en el que transcurre toda la acción.

Los efectos especiales merecen un gran mención, pues aquí la cantidad de bichos en pantalla a veces es exagerada, y cada uno de los gremlins están animados con un detalle exquisito y minucioso. No en vano el encargado de estos efectos fue el mítico Rick Baker, creador de los fx de Un hombre lobo americano en Londres. Se vuelve a tirar de animatrones para animar a los gremlins, aunque en algún momento se tiene que recurrir al clásico método de animación fotograma a fotograma (inolvidable el gremlin murciélago convirtiéndose en gárgola). Un 10 como una catedral para el señor Baker.

Junto a Joe Dante dirigiendo, también repiten como protagonistas Zach Galligan, Phoebe Cates y el gran Dick Miller. Destacables son las apariciones de un distraído John Glover (famoso años después por su papel de Lionel Luthor en Smallville), del mítico Christopher Lee como "mad doctor" y de Robert Prosky (los veteranos recordaréis su participación en Canción triste de Hill Street) homenajeando al drácula de La familia Monster.

En fin, pese al tiempo transcurrido podemos decir que "Gremlins 2" sigue conservando su encanto y su gracia, y sigue siendo un gran exponente de ese cine artesanal que ya hace tiempo que desapareció. Sólo cabe reivindicar esas técnicas y ese trabajo minucioso, y más ahora que se anuncia un remake de Gremlins en el que probablemente todos los efectos serán digitales.
Y nada más, desde aquí doy las gracias a mi sobrino Héctor por permitirme volver a verla. Ole!

Mi nota: 7

Comentarios

  1. Recuerdo con especial cariño que en el cine hicieron un descanso a media película acompañado de una sorpresa.

    En un momento dado de la película, esta parecía que se enganchaba en el proyector y se quemaba. Inmediatamente después aparecían dos sombras conocidas (gremlins) y empezaban a hacer un gag en el que se habían cargado la proyección.

    Luego se hizo la pausa para ir al baño o comprar más palomitas y luego se reinició la película unos segundos antes del estropicio.

    Fue muy original y divertido. Años después me sorprendió que no añadieran este gag en los DVD a modo de extra.

    ResponderEliminar
  2. Pues en la versión que he visto (es un rip de internet, no un dvd) sí que está incluído el gag! Además de los dos gremlins haciendo sombras chinescas, aparecía Hulk Hogan amenazando al proyeccionista. Qué grande! Lástima que no aparezca en el dvd.
    Gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Cuántos habremos querido tener a Gizmo por mascota, xd! ¿Y cuándo se pone la vincha de Rambo y usa el arco? Genial. Pero como decís, es verdad que los gremlins se lo devoran, sobre todo el gremlin hablador.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario elfoerrante. Efectivamente, de pequeños todos queríamos tener un Gizmo. Pero menos mal que no existen en la vida real, porque si no ahora el mundo estaría dominado por gremlins malvados!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)