THE ATTICUS INSTITUTE (Chris Sparling, 2015)

Años 70. El Instituto Atticus se dedica a investigar y documentar las supuestas capacidades telequinéticas de algunas personas, obteniendo resultados desalentadores. Sin embargo, la llegada de una extraña paciente llamada Judith Winstead provocará un giro de 180 grados a las creencias de todos los miembros del instituto.

"The Atticus Institute" es un interesante falso documental fantásticamente ambientado en la década de los 70. Aunque el arranque de la película pueda hacer pensar lo contrario, el mimo que se ha puesto en esa ambientación resulta lo mejor del film, con un excelente tratamiento de envejecimiento de las imágenes para hacerlas totalmente creíbles. Por momentos parece que estemos viendo un documental auténtico sobre los experimentos que se llevaron a cabo en ese instituto psiquiátrico. La película basa su estructura en lo mismo que un documental típico, esto es, entrevistas actuales a las personas que estuvieron involucradas en la historia e imágenes de archivo correspondientes a la época en que sucedieron los hechos. Como digo, todo esto está muy logrado.

Yéndonos a la trama, la historia nos mezcla la búsqueda de capacidades mentales que sobrepasan lo científico con un elemento terrorífico que no desvelaré, aunque tanto el inicio de la película como las diferentes sinopsis que se han publicado destapan el auténtico leit motiv de la trama. Toda la primera mitad consigue enganchar al espectador mientras se nos van ofreciendo cada vez más detalles siguiendo los cánones de este tipo de películas. Sin embargo, en mi opinión la segunda mitad pierde algo de fuelle y se alarga demasiado (pese a que el metraje apenas supera la hora y veinte minutos). La película no asusta en exceso pero sí que logra crear una cierta atmósfera que ayuda a que lleguemos al final con suficiente interés.

El reparto cumple a la perfección aunque se echa en falta que todos los actores sean desconocidos, ya que hay un par de ellos que nos sonarán de otras producciones y eso le resta un punto de credibilidad al asunto. Cabe destacar a la sufrida Rya Kihlstedt dando vida a la paciente en torno a la cual gira toda la trama. El desconocido director Chris Sparling realiza un buen trabajo sobre todo dando en todo momento el tono de documental. 

Es cierto que no inventa nada nuevo, pero "The Atticus Institute" consigue que permanezcamos atentos a la pantalla gracias a una perfecta factura técnica y bien merece al menos un visionado.

Mi nota: 6


Comentarios

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)