MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA (George Miller, 2015)

En una Tierra postapocalíptica, Max Rockatansky es apresado por un grupo y llevado como prisionero a la Ciudadela, un lugar dirigido por el cruel Immortan Joe. Allí, se verá inmerso en una persecución y terminará cooperando con la rebelde Imperator Furiosa en su intento de venganza.

Me extenderé poco, pues sólo puedo sumarme a la (extraña) unanimidad a la hora de alabar esta película. Con 70 años recién cumplidos, George Miller firma una de las películas más adrenalíticas y con mejor ritmo de los últimos tiempos con el mismo ímpetu del camión cisterna que conducen los protagonistas, y atropella sin cortapisas a directores a los que dobla la edad. El extraordinario pulso con el que están rodadas todas las secuencias de acción ya deja por los suelos al 90% de películas del género actuales, que normalmente optan por un montaje torpe y confuso a la hora de mostrar este tipo de escenas.
Todo aquí está al servicio de ese ritmo trepidante que te atrapa casi desde el principio. El monumental montaje, la tremenda puesta en escena, la saturada pero embriagadora fotografía, la banda sonora a ratos sutil a ratos abrumadora (el personaje del guitarrista me parece brutal)... tantos y tantos aspectos sobresalientes sólo para que el espectador pase dos horas pegado a la butaca. Aquí el guión es lo de menos aunque también está perfectamente medido para que la acción tome el protagonismo.

Tom Hardy está sublime y no creo que nadie eche en falta a Mel Gibson. Me encanta la poca locuacidad de su Max Rockatansky que a ratos se comunica apenas con gruñidos.
Pero tal vez sea esa memorable Imperator Furiosa a la que da vida Charlize Theron el personaje más carismático de la película. La sudafricana roza la perfección creando un personaje atormentado en busca de venganza, y logra transmitir una gran intensidad con apenas unos pocos gestos.

Supongo que a estas alturas poca gente apostaba por esta nueva incursión en el universo Mad Max, pero lo cierto es que el señor George Miller ha callado bocas con un peliculón como la copa de un pino, de esos que te dejan con ganas de volver a verlo cuanto antes. Tremebunda orgía visual y acción, acción y más acción. Ve a verla con ropa sucia, porque saldrás cubierto de arena!

Mi nota: 8,5


Comentarios

  1. el guión no importa? y bue, es todo furia, excesivo por demás.... no la disfruté para nada mas allá de los primeros 30 minutos.... después cansa.... acción por la acción misma.... prefiero andar en mi moto en todo caso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el problema de estas pelis es que están hechas para dejarse llevar, y entiendo que si no entras en su juego desde el principio, no te va a gustar. A mi me pasó con Vengadores 2. Aún así, te pediría que le dieras otra oportunidad y que la veas con otros ojos, pues creo que es super disfrutable.
      Gracias por comentar, un saludazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)