SPREAD vol. 1 (Justin Jordan, Kyle Strahm - Image)


El mundo se ha ido al carajo. Una especie de masa pútrida devora todo lo que tiene a su alcance, y son pocos los que logran sobrevivir. Un hombre llamado No deambula por los parajes yermos, siempre en guardia. Por pura casualidad, se topará con una mujer que intenta proteger a un bebé.

Tal es la premisa de Spread, serie del guionista Justin Jordan y el dibujante Kyle Strahm para el sello Image. Podríamos definir a "Spread" como una curiosa mezcla de El lobo solitario y su cachorro y The Walking dead. De la primera toma a un protagonista parco en palabras pero sumamente expeditivo y a un bebé que esconde mucho más de lo que aparenta. De la segunda toma un decorado y una trama similar, sólo que sustituyendo la amenaza de los muertos vivientes por un extraño ecosistema vivo y destructivo que arrasa con lo que se le ponga por delante.


Sin embargo, aquí no hay rastro de la trascendencia o seriedad de las que hace gala "The Walking dead". Y es que el tono de la serie es bastante ligero, yendo directamente al grano sin dar explicaciones. El guión de Justin Jordan no se detiene a contarnos prácticamente nada del origen de la amenaza, al menos en este primer volúmen, lo que le permite imprimir un ritmo muy dinámico a estos seis primeros números. Como cuenta Kyle Strahm en el prólogo, la intención de los autores era la de crear una historia de horror como las que podíamos ver en las películas de género de los años 80, sin cortarse a la hora de mostrar sangre, vísceras o criaturas repugnantes. El resultado es uno de los cómics más salvajes, asquerosos y con más sangre por página de los que he podido leer. Y lo digo como algo positivo. La culpa de ello es del increíble dibujo de Kyle Strahm que, aunque se muestra normalito en el diseño de personajes, alcanza todo su esplendor cuando dibuja a esas criaturas infecciosas que pululan por el mundo que se nos plantea. Strahm no tiene cortapisas a la hora de mostrar deformidades, orificios purulentos, enormes bocas supurantes y millones de bultos sanguinolentos. Todo un festín visual de lo horrendo que mejora con el buen uso del color que realiza Felipe Sobreiro.


Que nadie busque una historia de ciencia ficción o terror sesuda y de múltiples matices, porque "Spread" no es nada de eso. Se trata de una obra de lectura fácil y rápida que nos ofrece lucha por la supervivencia con grandes dosis de acción, diversión y, sobre todo, sangre. De la misma manera que la masa hambrienta del cómic engulle todo lo que pilla, también nosotros devoramos las páginas de "Spread" con avidez morbosa.
Si no sóis de estómago delicado, podéis encontrar este cómic en inglés en tiendas como Amazon, Bookdepository o Wordery.

Mi nota: 7

Comentarios

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)