NUNCA APAGUES LA LUZ (David F. Sandberg, 2016)

No cabe duda de que el cine de terror mainstream navega actualmente por corrientes más que trilladas, generalmente abusando demasiado de efectismos y sustos fáciles. Pese a las múltiples variaciones que puede ofrecer el género, los grandes estudios no se deciden a apostar por terrenos más atmosféricos, volviendo a tropezar una y otra vez con la misma piedra. Nunca apagues la luz (Lights out) no se sale de esa tendencia.

"Nunca apagues la luz" es lo que pasa cuando se coge un corto que tiene cierta gracia y que se ha hecho viral en internet, y se estira para convertirlo en largometraje. Lógicamente, hay que inventarse un argumento y un trasfondo, y aquí se han sacado de la manga un orígen estrafalario y absurdo para el "ente" que acosa a la familia protagonista. Estamos ante una película de "casa con fantasma" que se basa en el famoso corto "Lights out" dirigido por David F. Sandberg que arrasó en internet en 2013. Los productores vieron potencial en el corto y le dieron al propio Sandberg las riendas del proyecto, en el que pretendían acercarse al tono que está marcando en la actualidad James Wan con sus "Expedientes Warren". Esto se evidencia en parte en el aspecto visual de la película, pero en poco más. Porque "Nunca apagues la luz" se olvida de construir ningún tipo de atmósfera y se concentra en intentar sobresaltar al espectador con trucos gastados que, si bien pueden funcionar aisladamente, en conjunto no dejan impronta alguna. 

Lo poco destacable de la cinta tal vez se encuentre en su inicio, que no deja de ser una repetición más trabajada de lo que fue el corto. A partir de ahí, se vuelve a utilizar el mismo truco una y otra vez, perdiéndose así toda la gracia. Incluso se llega a un punto en la película que invita más a la risa que al susto. Pese a ello, podemos comentar como aspectos positivos que la película va al grano sin demasiados preámbulos y que la corta duración de su metraje (apenas llega a una hora y cuarto) hace que pase en un suspiro. 

Del escaso reparto apenas podemos destacar la aparición de una envejecida Maria Bello como madre trastornada, y de la joven Teresa Palmer, que cumple su papel protagonista con corrección. De todas maneras, poco puede exigirse en este sentido en una película de este talante.

En definitiva, mi recomendación es que veáis el corto si no lo habéis hecho y os ahorréis la película, ya que no deja de ser lo mismo pero alargado. Mediocre.

Mi nota: 3

Comentarios

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)