CONTRATIEMPO (Oriol Paulo, 2017)

Mientras que hay un cine español que parece vislumbrar nuevos y estimulantes caminos, como hemos podido ver este año con Tarde para la ira o Que Dios nos perdone, también hay otro cine que parece avanzar por pura inercia, preocupándose tan sólo de vivir de las rentas. Películas salidas de productoras de televisión que nacen con el primer propósito de ser explotadas comercialmente por todas las vías posibles, sin pararse a reparar en la verdadera calidad del producto. Este es el caso de Contratiempo, thriller que supone lo opuesto a las dos películas mencionadas arriba.

La trama de "Contratiempo" gira alrededor de un accidente de coche. En él, la pareja protagonista (dos amantes cuya relación atraviesa un mal momento) colisiona con otro vehículo provocando la muerte del ocupante. A partir de ahí, se desarrolla una trama de ocultación de los hechos que se irá complicando sobremanera. La premisa no es mala, y durante el inicio del filme podemos llegar a abrigar esperanzas de encontrarnos con un thriller decente. Sin embargo, pronto empiezan a aparecer giros y más giros en un guión farragoso que juega al despiste con el espectador a través de un desarrollo tramposo. Además, gracias a mi esposa (una vez más), a mitad de película adivinamos el "sorprendente" giro final, por lo que una buena parte del metraje lo vimos sabiendo el auténtico mcguffin de la historia. No voy a destripar nada, pero diré que esto se debe a un error de cásting que me parece garrafal y que puede arruinar la película.

Oriol Paulo, director y guionista, ya dio muestras de sus artes a la hora de engañar al espectador en El cuerpo (2012), y aquí vuelve a caer en los mismos errores de bulto. Tal vez un guión tan revirado podía haber funcionado mucho mejor si la película tuviera un tono más desenfadado, pero el desarrollo es aburrido y termina perdiéndose en la mediocridad y en las sorpresas indigestas.
Quizá lo más salvable lo encontramos en el apartado artístico. Visualmente la cinta funciona bien, con una trabajada fotografía que no desmerece de producciones más ambiciosas. Igualmente, encontramos un score bastante decente, obra de Fernando Velázquez

Como decía antes, el poder monetario de las televisiones está cercenando en cierto sentido el talento dentro del cine español, imponiendo a actores salidos de series cuyo nivel interpretativo palidece respecto a intérpretes forjados en teatro o en el propio cine. Por supuesto, me refiero a Mario Casas. Ya había oído cosas de este actor, pero esta es la primera vez que le veo en una película y probablemente sea la última. Su interpretación es horrorosa, lamentable, totalmente forzada y nada creíble. Ya sé que la imagen es lo que vende, pero me parece una pena que este hecho le quite trabajo a gente realmente cualificada. El resto del elenco está más o menos bien, destacando sobre todo una muy correcta Barbara Lennie y un envejecido José Coronado.

Poco más puedo decir, "Contratiempo" es un ídem dentro de un cine que intenta salir del estancamiento para buscar nuevas vías más estimulantes. Puede que esto sea realmente todo lo que requiere el gran público, pero me niego a creerlo.

Mi nota: 2

Comentarios

  1. Anónimo16:44

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)