MELANIE, THE GIRL WITH ALL THE GIFTS (Colm McCarthy, 2016)

El inicio de Melanie, the girl with all the gifts es tan halagüeño como estimulante, prometiendo por fin una película original dentro de un trilladísimo subgénero. Por desgracia, esto sólo aguanta durante el primer cuarto de metraje, derrumbándose estrepitosamente durante el resto.

La película arranca en una especie de barracón militar, donde un grupo de niños está retenido en celdas. Cada mañana, un par de soldados entra en dichas celdas y, con la máxima seguridad posible, trasladan a los niños a una sala donde una profesora les da clases. No quiero contar más para no desvelar nada importante, aunque os imaginaréis que la gracia reside en la condición especial de los infantes. Como bien dice mi compañero Hannibal Spencer en su reseña de la película para Terror.Team, es en este arranque donde encontraremos las mejores escenas de la película. La premisa me parece genial por su originalidad y por cómo se nos cuenta. Es sin duda el gran hallazgo de la película y lo que hace que el espectador se enganche. Pero también es lo único que se recordará de ella.

Porque a medida que la trama avanza y abandonamos las instalaciones militares, la historia va perdiendo gradualmente todo su interés convirtiéndose poco a poco en un The Walking Dead más, olvidando su identidad propia e introduciendo además unos cuantos elementos que buscan innovar dentro del género pero que, en mi opinión, resultan totalmente ridículos hasta el punto de asemejarse a una parodia. Me gustaría saber si estos elementos de los que hablo funcionan mejor en la novela de Mike Carey (que ejerce como guionista en el filme) que adapta la película, porque en pantalla no quedan nada bien. Aparte de esto, creo que se desaprovechan los buenos mimbres que ofrece el guión en cuanto a la humanización del "monstruo" y a su relación con los humanos. Esto queda claro en la relación que se establece entre el personaje de Melanie y el resto, sobre todo la profesora.

Técnicamente la película resulta floja. Cierto es que el director Colm McCarthy contó con un presupuesto muy escaso, pero algunas situaciones se podían haber resuelto de otro modo. Lo mejor lo encontramos en la interpretación de la niña Sennia Nanua, muy acertada a la hora de mostrar la dualidad de su personaje. Gemma Arterton le pone empeño a su trabajo pero por algún motivo no me resulta del todo convincente. Completando el reparto principal, encontramos a toda una institución como Glenn Close en un papel poco agradecido, y al británico Paddy Considine (visto en Macbeth o El niño 44).

Resumiendo, creo que "Melanie, the girl with all the gifts" es una oportunidad perdida para haber dado un nuevo y necesario empujón a un subgénero que está muriendo de éxito y repetición. Se ofrecen buenas ideas, pero se terminan desaprovechando en pro de convencionalismos típicos y de conceptos que quedan ridículos en pantalla. Una pena.

Mi nota: 3

Comentarios

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)