NOCTURNA MADRID 2017


El festival Nocturna Madrid alcanzó su 5ª edición, y allí estuvimos para apoyar esta iniciativa que parece ir cogiendo fuerza año tras año. Lo cierto es que esta edición presentaba bastantes incógnitas, ya que el festival ha cambiado de fechas, se ha trasladado a otra sede y ha visto reducido el número de días de 7 a 5. Todo ello nos hacía temer por el proyecto, pero una vez finalizado el festival hemos de decir que todos los cambios han sido más que acertados. Las nuevas fechas permiten a los aficionados tener la referencia del festival de Sitges a la hora de elegir películas; la nueva sede (Cinesa Proyecciones) es más moderna y cómoda que el tristemente desaparecido cine Palafox; y la reducción en el número de días ha permitido que la selección de filmes elegidos para proyectar sea mucho más homogénea que en ediciones anteriores.

Por todos estos motivos, considero que los temores previos eran totalmente infundados, y que esta edición ha servido para consolidar el festival como lugar de reunión para todos los aficionados madrileños. La comunidad de fieles al Nocturna sigue creciendo, y el ambiente es inmejorable. La fenomenal asistencia de público ha respaldado estas buenas sensaciones, por lo que no debemos temer por el futuro del festival.

Pasando a las películas proyectadas, entre mis elegidas hubo de todo pero creo que el nivel ha sido bastante superior al del año pasado. Paso a desgranar, uno a uno, todos los visionados que pude disfrutar.

THE HERETICS (Chad Archibald, 2017): irregular producción canadiense con trasfondo de secta satánica en la que una chica es secuestrada. La película mezcla elementos de satanismo con body horror en un mejunje que no termina de convencer. Tiene ideas buenas y el desenlace me parece correcto pero su desarrollo es algo tedioso.

LA RESIDENCIA (Narciso Ibáñez Serrador, 1969): era la primera vez que veía esta obra del homenajeado Chicho Ibáñez Serrador, y la experiencia no pudo ser más satisfactoria. Película que podemos medir sin complejos a cualquier clásico de la Hammer, y que destaca por su fastuosa ambientación y su estilo a ratos teatral. Da gusto ver hoy día el estilo de Chicho a la hora de rodar las muertes, absolutamente geniales y rompedoras. La versión que se proyectó fue sin censura, y los toques de erotismo y perversión me pillaron desprevenido, por lo que su efecto fue aún mayor. Me parece increíble cómo aguanta el paso de los años. Maravillosa.

TONIGHT SHE COMES (Mat Stuertz, 2016): delirante marcianada que toma elementos de cintas como Evil Dead, It Follows, Alta Tensión o A L'interieur en clave de comedia gamberra. Aunque no termina de encontrar su tono, hay que reconocer la intención de impactar a base de exceso de gore, y ahí es donde la cinta triunfa, logrando quedarse en las retinas del espectador a base de salpicarle de sangre. Muy disfrutable.

HOSTILE (Mathieu Turi, 2017): Aburrida cinta que mezcla ciencia ficción postapocalíptica con drama romántico. La premisa queda totalmente desaprovechada en pos de un desarrollo que alterna entre un personaje asediado por un ser monstruoso en un espacio reducido y una serie de flashbacks que nos cuentan una historia de amor. La protagonista es lo más antipático que recuerdo, y desde muy pronto estás deseando que el monstruo se la cargue. El final me pareció vergonzoso.

LES AFAMMÉS (Robin Aubert, 2017): película canadiense de zombies que cuenta lo de siempre de una manera distinta. Bajo una dirección sublime, «Les Afammés» nos da una visión realista y a ratos costumbrista de un apocalipsis zombie. Con un ritmo pausado y un sentido del humor muy particular, la película cuenta con algunos de los mejores momentos del año. Quizás le sobra algo de metraje y alguna escena pretenciosa, pero en general me pareció una película fascinante. Aunque parece que no gustó demasiado, para mi gusto fue la película más redonda del festival.

REVENGE (Coralie Fargeat, 2017): producción francesa del subgénero rape and revenge que podríamos definir como una exploitation posmoderna. Normalmente no comulgo con este tipo de producciones, y aquí encontramos un par de situaciones tan inverosímiles que hay que hacer un gran esfuerzo para que no te saquen de la película. Si entramos en su juego, «Revenge» nos recompensa con un último tercio donde la directora alcanza un estado de gracia brutal, con una serie de secuencias antológicas ante las que no queda más remedio que rendirse.

78/52 (Alexandre O. Philippe, 2017): curioso documental que gira alrededor de la icónica escena de la ducha de Psicosis. A través de una serie de testimonios de gente relacionada con el cine (aparecen Peter Bogdanovich, Guillermo del Toro, Jamie Lee Curtis, Elijah Wood, Danny Elfman Mick Garris entre muchos otros) se desgrana dicha escena tanto a nivel técnico como por su relevancia e influencia en el cine posterior. «78/52» me parece una pieza didáctica y entretenida, totalmente recomendable para cualquier amante del séptimo arte.

MOM AND DAD (Brian Taylor, 2017): la película de clausura del festival cuenta con una premisa de lo más llamativa: un extraño virus hace que los padres persigan y asesinen a sus hijos. Con este punto de partida, la cinta se convierte en una comedia gamberra que sirve como vehículo de "lucimiento" para un desatado Nicholas Cage. Aunque hay momentos divertidos, me pareció una chorrada como una casa.

Además de las proyecciones, durante el festival se homenajeó a varias figuras importantes del cine de género. El momento más emocionante llegó con el discurso de Narciso Ibáñez Serrador, ovacionado con todo el auditorio en pie. También recibieron merecidos reconocimientos el director Don Coscarelli, la actriz Caroline Munro y el actor Jack Taylor.

Como decía, creo que este ha sido el año de consolidación del festival, y que a buen seguro seguirá creciendo a partir de ahora. Solo queda agradecer el inmenso trabajo de Sergio Molina y José Luis Alemán, director y productor del Nocturna que han logrado superar las dificultades para ofrecernos una edición fantástica. Volveremos el año que viene, si Cthulhu quiere.

Os dejo con el palmarés del festival y una pequeña galería de imágenes.

PALMARÉS NOCTURNA MADRID 2017

Premio Nocturna Madrid Paul Naschy a Mejor Película: Dhogs (Andrés Goteira).
Premio Nocturna Madrid a Mejor Dirección: Coralie Fargeat (Revenge).
Premio Nocturna Madrid Vincent Price a Mejor Actor: Carlos Blanco (Dhogs).
Premio Nocturna Madrid a Mejor Actriz: Matilda Lutz (Revenge).
Premio Nocturna Madrid a Mejor Guión: Chris Lee y Hill Tyler (Tragedy Girls).
Premio Canal Dark a Mejor Película en la Sección Dark Visions: The Nightwatchmen (Mitchell Altieri).
Premio Nocturna Madrid a Mejor Fotografía: Les Affamés (Robin Aubert).
Premio del Público a Mejor Película: Bajo la rosa (Josué Ramos).
Premio del Público a Mejor Cortometraje: Marta no viene a cenar (Macarena Astorga).
Premio del Público a Mejor Cortometraje Internacional: Keep out of Children’s reach (Gustavo Sanchez)
Mención especial Dark en la Sección Dark Visions: Black Hollow Cage (Sadrac González-Perellón).
Premio Blogos de Oro a Mejor Película: Revenge (Coralie Fargeat).

Las pruebas del delito

Jack Taylor recogiendo su premio honorífico

Jack Taylor

Caroline Munro

Caroline Munro

Dhogs, premio a Mejor Película

Sergio Molina y José Luis Alemán




Comentarios

Entradas populares de este blog

IV SORTEO DE ANIVERSARIO

II CLUB DE LECTURA DE TERROR: HELLRAISER (Clive Barker)

LA HEMORRAGIA DE CONSTANZA (Damián Cordones - Piedra Papel Libros)