VISIONADOS EN BREVE VII: The Party, Cuando dejes de quererme, Yo, Tonya, Gorrión Rojo

Retomamos nuestra sección Visionados en breve para comentar cuatro películas de reciente estreno que hemos podido ver en salas de cine. Una vez más, tenéis aquí diversidad de géneros y de calidad, con predominio de la comedia y el thriller. Espero que lo disfrutéis. 

THE PARTY (Sally Potter, 2017)

Película de tono muy teatral que plantea una premisa en la que una reunión para celebrar la elección como ministra de una mujer se ve enturbiada por una confesión de su marido. La idea, interesante en un principio, queda totalmente desaprovechada en su desarrollo. Para mi gusto es una comedia muy fallida, en la que el criterio cinematográfico se me antoja muy plano. Algunas frases tienen su gracia, pero en general los temas que se tocan quedan demasiado anclados al cliché y no logran despertar el suficiente interés, por lo que sus escasos 68 minutos de duración terminan haciéndose largos. Que alguien me explique el porqué del blanco y negro, por cierto. No todo el mundo tiene el talento de Woody Allen para salir airoso en un guion de este tipo.


CUANDO DEJES DE QUERERME (Igor Legarreta, 2018)

Thriller español que se beneficia de dos talentosos intérpretes argentinos, Eduardo Blanco y Flor Torrente. Se trata de la típica historia que podríamos ver en una teleserie o un telefilme, y que a pesar de contar con algunos momentos resueltos con un deus ex machina, está contada con la suficiente solvencia como para mantener enganchado al espectador. Eso sí, una vez termina la película, se olvida. Y es que, una vez más, la premisa resulta mucho más potente que el posterior desarrollo. La historia de amor resulta a todas luces ridícula e innecesaria, lastrando el conjunto. Muy bien Eduardo Blanco, sin duda lo mejor de la película.



YO TONYA (Craig Gillespie, 2017)

Ejercicio casi anti-scorsesiano que adopta la forma de biopic vertebrado en torno a la reconstrucción de unas entrevistas que se le realizaron tanto a la patinadora Tonya Harding como a todo su entorno. La película es un verdadero fresco que retrata esa "otra sociedad norteamericana" que también existe. La impagable galería de personajes que desfilan por la película, y cuyas contrapartidas reales vemos en los títulos de crédito, es una buena muestra de que la realidad supera la ficción. La dirección de Craig Gillespie se apoya en un fantástico montaje, que alterna el falso documental con la acción convencional, y que le otorga un ritmo magnífico a una cinta que nadie debería perderse. Cierto es que la oscarizada Allison Janney está muy bien, como el resto de secundarios, pero mi mayor reconocimiento se lo lleva una Margot Robbie estratosférica. Yo, Tonya haría un díptico perfecto con La suerte de los Logan.


GORRIÓN ROJO (Francis Lawrence, 2018)

Thriller de espionaje creado a la medida de Jennifer Lawrence, Gorrión Rojo no consigue destacar por encima de otras producciones similares. Y es que la película se toma demasiado tiempo en arrancar, haciendo que la trama principal comience una vez rebasada la hora de metraje. El director Francis Lawrence fracasa a la hora de dotar a la película de un ritmo uniforme, moviéndola además por diferentes vericuetos sin que llegue a encontrar su tono. Todo transcurre de manera excesivamente fría y cuenta con escenas de desnudos y de pretendida perversidad moral a las que no les veo demasiado sentido.
Jennifer Lawrence, sobresaliente en Mother!, no me convence en este papel. Si he de elegir, me quedo de largo con Atómica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

V SORTEO DE ANIVERSARIO

EL HOMBRE QUE ESPERABA A LAS FLORES (Jyrki Svenson - Dilatando Mentes)

RELATO: CIEGO (#OrigiReto2018 - Agosto 1)