VIII CLUB DE LECTURA DE TERROR: CUANDO EL DIABLO SE ABURRE (Ignacio Cid - Dilatando Mentes)

Volvemos con nuestro querido Club de Lectura. En nuestro ritmo de alternar obras clásicas con recientes, le ha tocado el turno a Cuando el diablo se aburre, novela recién salida del horno por los buenos amigos de Dilatando Mentes. Su autor, Ignacio Cid Hermoso, nos propone una historia que tiene sus raíces en dos de los mayores horrores sufridos por la sociedad española: los bombardeos de Durango y el crimen de las niñas de Alcàsser. A partir de ellos, el autor crea una ficción con tintes de thriller que acaba sumergida en recovecos muy interesante.

Como vais a poder comprobar, la novela ha gustado bastante a los miembros del Club, aunque poco a poco vamos formando un grupo heterogéneo donde la variedad de criterios queda patente, cosa que le da vida y lustre a este invento. Quiero agradecer nuevamente a todos los que han querido participar, y especialmente a las nuevas incorporaciones, que aportan nuevos y diferentes puntos de vista. Es un gustazo poder contar con todos vosotros.

Os dejo con mi reseña de «Cuando el diablo se aburre» seguida de las opiniones de algunos de los miembros del Club.



CUANDO EL DIABLO SE ABURRE (Ignacio Cid Hermoso-Dilatando Mentes)

Hay cicatrices que, por más tiempo que transcurra, no dejan de supurar. Heridas viejas que, en un momento dado, vuelven a aguijonearnos con la lacerante impresión de un corte demasiado profundo, que nos devuelven el regusto salado de lágrimas secas, como el reflejo de un trauma antiguo. Recuerdos de nuestras conversaciones con el diablo, porque todos a lo largo de nuestra vida hemos tenido un momento en el que nos hemos dirigido a él, ya sea de manera directa o inconsciente. Cuando el diablo se aburre es justamente eso, despertar a ese diablo para recordarle lo que un día nos hizo.

La novela de Ignacio Cid Hermoso nos convierte en cómplices de Ezequiel, escritor consumido por la frustración —ejerce de negro literario para una escritora ficticia— que emprende un viaje a Durango para escribir su gran obra, basada en los horribles crímenes que allí se cometieron más de veinte años atrás. Siempre con remordimientos por haber dejado a su mujer y su bebé en Madrid, Ezequiel recabará toda la información posible en Durango, llegando a conocer a la superviviente de la masacre.

Hay algo de por sí atrayente en las novelas protagonizadas por escritores. Y es que ese juego de metaficción en el que un creador de historias se ve involucrado en una lo suficientemente interesante, resulta irresistible ya que por lo general en ese tipo de obras se tiende a aportar una visión nueva y analítica de los hechos novelados, al mismo tiempo que supone un enorme y —supongo— enriquecedor reto para el autor. Si tenemos esto en cuenta, y lo aderezamos con sucesos reales y traumáticos, lo que tenemos entre manos es una verdadera bomba. Porque «Cuando el diablo se aburre» acude a dos hechos trascendentales dentro de la historia negra de España. Uno, el menos conocido, es el repetido bombardeo sobre Durango, suceso tanto o más devastador que los más célebres bombardeos de Guernica. El segundo es el crimen que supuso el fin de la inocencia para la sociedad española de los años 90, el tristemente famoso asesinato triple de Alcàsser.
Creando una ficción nueva, pero con muchos detalles sacados directamente de ambos eventos, Ignacio Cid alterna la investigación de Ezequiel con una postal familiar de los bombardeos, creando un hilo conductor que relaciona los dos hechos.

Cuando una historia es lo suficientemente potente no necesita de una prosa engolada o rimbombante que la adorne. La trama de «Cuando el diablo se aburre» posee gran entidad por sí sola, constituyendo de por sí el gran atractivo de la novela. El autor prescinde de florituras durante casi toda la obra, haciendo que el lector acompañe a Ezequiel en sus pesquisas. Narrada de manera lineal, «Cuando el diablo se aburre» pertenece a ese tipo de novelas que consiguen engancharte desde el mismo primer capítulo sin aparente esfuerzo, cosa que se me antoja muy meritoria. Ya en ese pequeño ¿prólogo? nos sumergimos en una escena en la que la tensión está muy bien generada y que supone la promesa de emociones fuertes por venir, en una apuesta valiente que, como veremos más adelante, no va de farol.
Así, el desarrollo de la novela transita a buen ritmo, sabiendo picar al lector para que continúe leyendo después de acabar cada capítulo. En efecto, es este libro uno de esos en los que cuesta dejar de leer. Aunque hay ciertas decisiones —como la de introducir una subtrama "romántica"— que pueden chirriar durante algunos tramos, creo que el desenlace sabe justificar correctamente todo lo que acontece al protagonista. No negaré que me hubiera gustado una mayor profundización en ciertos detalles escabrosos que quedan sugeridos, y que creo que hubieran aportado más peso al descenso a lo tenebroso, pero entiendo que la novela queda muy redonda tal y como está.

Aunque hay cierto jugueteo con lo sobrenatural, es un elemento que está manejado de un modo lo suficientemente ambiguo como para hacer dudar al lector de que esos momentos acontezcan realmente o sean un mero producto de la mente febril del protagonista. Sea como sea, lo cierto es que sobre toda la novela flota esa sensación de autenticidad que procede de nuestro inconsciente colectivo, ya que la trama principal entronca con los mencionados sucesos que quedaron insertados en nuestro cerebro para siempre. Bajo mi punto de vista, Ignacio Cid sabe dominar el tempo para edificar los momentos más terroríficos, llevándonos a un in crescendo que desemboca en una parte final sublime. En ese desenlace se despliegan una serie de horrores que ponen los pelos de punta y que, aunque apelan a un componente fantástico —o tal vez no—, golpean al lector como un puñetazo certero.

No puedo obviar el increíble trabajo de edición realizado por Dilatando Mentes, y es que tanto las ilustraciones interiores, creadas por Juan Alberto Hernández, como muchos otros detalles incluidos —atención al pequeño diablo que aparece en las esquinas de cada página— convierten a esta novela en toda una obra de arte, y sin duda una de las mejores creaciones de la editorial.

Al final, lo que «Cuando el diablo se aburre» nos transmite es la confirmación de la existencia de esa otra realidad que intuimos, realidad dirigida por poderes que se mueven en unas sombras mucho más profundas de las que solemos ser capaces de percibir. Ignacio Cid ha fijado su mirada en esas sombras con verdadero empeño faústico, y este libro es un importante fragmento de lo que ha podido vislumbrar allí.



Los miembros del Club hablan:

Jota García Romero (@jotagarcaromero en twitter):
"Debo reconocer que soy un lector de la literatura más “mainstream”, por lo que me cuesta darle la oportunidad a escritores noveles o poco conocidos. Cuando se propuso en el club Cuando el diablo se aburre, de Ignacio Cid Hermoso, me sentí reacio, pero decidí confiar en la experiencia de mis compañeros, mucho más abiertos en este sentido que un servidor, y subirme una vez más en el tren de este viaje que está resultando, independientemente de la calidad de los libros, una experiencia verdaderamente maravillosa. Mis dudas se empezaron a disipar cuando recibí el libro y vi su fabulosa edición, que invitaba inevitablemente a meterse de lleno en el universo que nos ocupa. Y qué inmersión, amigos. 
De entrada, una de las virtudes de Ignacio Cid es lo fácil que es de leer, sus personajes están bien construidos y son muy accesibles, y sus situaciones, de lo más cotidianas, están perfectamente desarrolladas e hilvanadas en la historia. En este sentido se notan sus influencias, pero las comparaciones son odiosas, así que omitiré este punto porque creo que Ignacio se ha ganado que solo hable de su estilo y su historia. La tensión, el misterio y la oscuridad que se van apoderando de la historia poco a poco y, por extensión, arrastrando al lector a las tinieblas, también es un punto que el escritor maneja con mucha habilidad, en un crescendo que te conduce, como si de una casa del terror se tratara, a un clímax final que es el verdadero punto fuerte de esta fascinante novela. Este clímax merece un punto y aparte, ya que el descenso a los infiernos que vive el protagonista (y nosotros con él) es francamente terrorífico, asfixiante y cruento, con algunos momentos tan inhumanos y brutales que pueden estremecer al más curtido de los lectores del género. Y con otro punto a su favor, y es que toda la crueldad que se nos muestra no es para nada gratuita, ya que tiene un perfecto encaje en el progreso y desenlace de una historia que, para ultimar, está impecablemente rematada. 
Puede parecer que esté vendiendo «Cuando el diablo se aburre» como la mejor novela en años, y nada más lejos de mi intención; pero lo cierto es que Ignacio Cid Hermoso puede mirar con la cabeza bien alta a escritores de primera fila, y puedo dar fe de que esta novela no solo no se queda a la zaga, sino que supera con creces muchos de los bestsellers actuales. 
P.D. Se agradece muchísimo el excelente anexo final en el que se desgranan las influencias de la novela y su contexto histórico.".

Rocío Muñoz:
"Cuando El Diablo se aburre es una novela que engancha, thriller psicológico, novela negra, fantasía, con un tema de trasfondo que levantó la conciencia en este país y con el que todavía se nos encoge el estómago recordando ese suceso. Ignacio Cid nos cuenta una historia de asesinatos que sabe hilar maravillosamente bien en dos épocas distintas. El personaje principal nos hace preguntarnos hasta qué punto estamos dispuestos a continuar en nuestro empeño, sabiendo que estamos arriesgando nuestra propia vida y la de los demás....".

Javier Molano:
"Con la lectura de este libro ya puedo decir, después de todos los leídos  en este club de lectura, que he leído uno que me ha encantado. Tiene un lenguaje sencillo y descriptivo que te engancha desde el minuto uno. Me ha gustado mucho cómo va enlazando pasado y presente a través de saltos en el tiempo para llegar al punto de unión final que le da sentido a toda la novela. Ha sido una lectura amena y muy interesante en la que el autor sabe meterte en la historia y mantenerte expectante hasta el final. Darle mi enhorabuena a Ignacio Cid porque su forma de escribir me gusta mucho. Cuando el diablo se aburre es un libro que recomendaré sin dudarlo.".


Kike Mollá:
"Un sinfín de sensaciones me embargan tras terminar la novela de Ignacio Cid. Por la parte positiva el riesgo que supone escribir una historia con una sombra de realidad a sus espaldas que nos recuerda a hechos ocurridos en nuestro país que nos revuelven las tripas como el de las niñas de Alcàsser o el caso (este más difuso y con menos sensación de realidad ) del bar España. La historia tiene ritmo, suceden cosas continuamente, pero no sé si ha sido la intención del escritor crearnos una serie de personajes dubitativos, cobardes o con poca capacidad de sorprendernos.
La historia tristemente para mí deja muy pronto de transmitirme verosimilitud, las cosas suceden sin una coherencia muy lógica (luego sí la tiene pero no me convence), y aunque no te sacan de la novela, tampoco te transmiten emociones ni sensaciones inquietantes como la historia en principio nos propone, culminando con un final de lo mas fantástico y alejado de la realidad, que es lo que más me decepciona aunque esconda una doble lectura. 
Para mí una oportunidad perdida para una historia que tendría que haberme dejado noches sin dormir y que sin embargo sin aburrirme (más al contrario, me ha entretenido) me deja con una sensación de indiferencia.".

Olivia:
"La novela de este mes es la que más me ha gustado de cuantas llevamos leídas en el club, junto con los relatos de Lovecraft. Pese a que el tema que toca es duro, y más conociendo los hechos reales en los que se basa, el autor no lo trata de manera morbosa ni se recrea demasiado en lo escabroso. El giro del final es lo que más me ha gustado, pues transforma una realidad muy negra en un cuento macabro con aire clásico, género que me encanta".


Sergio Requejo (@seresar en twitter):
"Como lectores, el mal nos atrae, tanto en su faceta más humana, como en la inmortal o divina. Hemos sentido fascinación por las múltiples formas en las que se ha representado desde que el hombre no tuvo más remedio que justificar sus peores actos. Se han estudiado sus artes y volcado ríos de tinta fantaseando sobre su mitología, por lo que no es de extrañar que Ezequiel, el protagonista e hilo conductor de la historia, se vea envuelto en sus redes para lograr un éxito que se le resiste como escritor.
Nosotros somos como Ezequiel, perdidos y en plena búsqueda de la verdad. Enfrentados al mal que nos visita a diario a través de las noticias y por las benditas casualidades que solo aparecen cuando uno tiene todos los sentidos puestos en lo que le obsesiona. Pero la gloria solo se alcanza apuntando alto y, para ello, Ezequiel se obsesiona con una de las historias más truculentas de la crónica negra; aunque por el camino tenga que plantarle cara al mal que le acecha.
El libro nos hace conscientes de que, por parte de las autoridades y los medios, se nos oculta mucho más de lo que creemos. Y esa sensación nos la transmite el autor, Ignacio Cid Hermoso, de forma acertada. Aunque se percibe también que el autor parece saber más de lo que nos está contando en todo momento, dando la sensación de pasar de puntillas por una historia que todos reconocemos de esa crónica negra de nuestro país.
La trama me ha enganchado desde el principio, con pasajes aterradores y escenas inquietantes, aunque no he conseguido conectar con la intensidad que esperaba con el personaje principal; con su conflicto interno, sus motivaciones más allá del éxito, o con lo que le supone enfrentarse a esos demonios que, al final, todos llevamos dentro, sin llegar a ser un mero espectador.
La forma de escribir de Cid Hermoso es muy buena, aunque en ocasiones el exceso de ornamento en sus descripciones me ha sacado un poco de la historia en los momentos de acción. Aun así el autor tiene un estilo muy personal y una prosa excelente. Y si la meta de un escritor es encontrar su estilo, su forma de hablar y de ver el mundo, en ese aspecto Ignacio Cid Hermoso ha conseguido su objetivo.
El libro es muy entretenido y tiene una siniestra atmósfera que el autor nos transmite con gran acierto, con la visión sobre un mal que nos ronda a diario y que puede hacer de las suyas valiéndose de nuestras débiles almas. Pero hay dos formas de enfrentarse a la explicación del mal: una deseando que únicamente habite en alguna perturbada mente humana, y otra que exista un mal encarnado que controla nuestros actos más atroces.
Para descubrir la visión del autor hay que leer el libro hasta su giro final, que no dejará indiferente a nadie".

Tintanegra (@ctintanegra en twitter):
"Ignacio Cid consigue crear una atmósfera muy completa y presentar los acontecimientos de forma que mezcla el horror con la intriga con los más hábiles recursos. Ofrece un contraste entre el horror mundano y sórdido y otras cuestiones que van más allá. El planteamiento de fondo me parece sutil y esencial; hasta dónde es capaz de llegar el ser humano por proteger a los suyos o cumplir sus ambiciones. 
Cuando los pipistrelli vuelan..., ¿a quién le rezas?"


Asen Ahab (@todaviasombras en twitter):
"En este nuestro club de lectura nos damos un mes para leer el libro correspondiente, pues bien, a mí en particular me gusta alargar las lecturas durante el mes para ir comentando lo que vamos leyendo. Tengo que decir que en este mes me ha costado horrores hacerlo porque....una vez empezada la novela a principio de mes, NO PODÍA parar de leer, me he tenido que ir frenando para no devorarla. Tan absorbente me ha resultado el libro. Muy bien desarrollado, atrayente y con un giro final que a mí me ha encantado. Felicidades a Ignacio y a Dilatando Mentes por la magnífica edición. Ha sido uno de mis meses favoritos."



Podéis consultar todas las novedades del Club de Lectura en Twitter y Facebook. Además, el Club cuenta con un grupo en la red social literaria Goodreads, al que estáis todos invitados. También tenemos un chat privado dedicado a comentar todos los pormenores de las lecturas. Si estáis interesados en uniros al Club, o queréis plantear alguna cuestión o duda, solo tenéis que contactar conmigo en FacebookTwitter o en el email dentrodelmonolito@gmail.com.

Próxima lectura : El umbral de la noche (Stephen King)

Comentarios

Entradas populares de este blog

V SORTEO DE ANIVERSARIO

RELATO: CIEGO (#OrigiReto2018 - Agosto 1)

IMAGEN CORPORATIVA (José Torres Criado - Ediciones El Transbordador)